Escrito en Sep 29, 2021 en Artículos, Noticias, Proyectos, Socios

Artículo publicado originalmente en LinkedIn el 29 de septiembre de 2021 por Alfred Sá, Socio Profesional Senior de la APDI y director de NUR Lighting design

Las antiguas chimeneas son un elemento de extraordinaria esbeltez, y normalmente estan acabadas con una textura exterior de ladrillos de tonalidad más o menos rojiza (suelen ser ladrillos de arcilla). Estos elementos tan presentes en algunas ciudades son muy atractivos si se iluminan con un poco de creatividad.

El problema de iluminar un elemento de 20 o 30m de altura y de escasa anchura (normalmente de 1,5 a 4m) es que, si no se presta mucha atención con los cálculos, se puede generar una innecesaria contaminación lumínica, deslumbramientos, y también luz intrusa. Para evitar esta perdida innecesaria de flujo luminoso, y las molestias que causa, deben ajustarse con mucha exactitud los parámetros de la instalación, como los ángulos de salida de los proyectores, el flujo de éstos, la forma de la fotometría, la ubicación y posición de éstos con respecto a la chimenea y la orientación de los mismos con respecto al cielo. El uso de accesorios paralumenes, viseras, incluso viseras realizadas a medida para cada proyecto, se hace imprescindible para limitar la salida de luz, y permitirla únicamente hacia las superficies que queremos iluminar.

El cielo oscuro es un valor que debemos proteger incluso -y sobre todo- cuando estamos haciendo una iluminación ornamental.

Con la ayuda de expertos en fotometría, en protección de cielos oscuros y en diseño de producto, hemos diseñado unas viseras especiales, que han sido fabricadas expresamente para cada una de las chimeneas, y que nos han permitido tapar las vías de escape de la luz hacia allí donde no debería haber luz. No es una tarea fácil, pero si es un trabajo cuyo resultado final es muy gratificante, por lo menos en el sentido profesional de iluminar responsablemente. El objetivo es CAPTURAR la luz que sobra o que no es estrictamente útil para iluminar una superficie. Por supuesto también es importante ajustar el nivel de luz a unos valores razonables y darse cuenta de que por encima de esos valores, no estamos aportando nada positivo.

Los beneficios de iluminar el patrimonio responsablemente y evitar los perjuicios de una mala iluminación son multiples, y los podríamos resumir en estos cuatro puntos:

  • Proteger el cielo y el medio ambiente, poder disfrutar de una noche tranquila.
  • Proteger a las personas, ya sean vecinos, peatones, turistas, es una cuestión de salud.
  • Proteger a los conductores, evitando deslumbramientos y por tanto accidentes.
  • Crear consciencia ciudadana, visibilizar el problema y generar sinergias.

A partir de ahora, los proyectos de iluminación que realicemos desde NUR L+D van a tener una nueva dimensión, imprescindible, de sostenibilidad. En estas últimas semanas, el Puente Románico de Puente La Reina, las chimeneas industriales de Granollers, las iglesias románicas del Pirineo y otros proyectos que ya están en marcha, son los primeros de nuestra nueva forma de iluminar el patrimonio en exteriores.

www.nurlighting.com
www.stimulo.comwww.asselum.comwww.luminicaambiental.comwww.capturalight.com